El lograr un momento de calidad que perdure en la mente del cliente es uno de los objetivos más buscados por las empresas. Es que desde el instante en que se produce este se está generando la mejor promoción que puede existir “el boca a boca”. En la cual no existe espacio para las mentiras, las personas confían mucho más en sus conocidos que en una publicidad prefabricada que se aleja de la realidad.

Aquí compartimos 5 detalles que ayudarán en dejar una impresión duradera en el cliente y poder tener en ellos los mejores promotores.

1- Escuchar su nombre: Las personas no pueden evitar sonreír cuando escuchan que son llamados por su nombre y mucho más si el que lo atiende se recuerda de este en una visita posterior. Se debe siempre buscar todos los recursos posibles para poder lograr tener presente el nombre del cliente.

2- Recibir llamada post compra: El cliente no debe sentirse abandonado luego de producida la compra. Una llamada de seguimiento es vital para lograr conseguir una experiencia inolvidable. Esta garantiza que el producto o servicio esté funcionando de la manera indicada y recibir retroalimentación del usuario final.

3- Que valoren su tiempo: Nadie tiene horas interminables para invertirla en un comercio. Es trascendental agilizar los procesos y hacer las esperas más placenteras. Otro caso es valorar el tiempo de los clientes que tienen años de fidelidad, ellos deben recibir ofertas exclusivas como agradecimiento.

4- Ser recompensado: Toda falta que suceda con el cliente debe ser solucionada en la brevedad posible y ofrecer una recompensa por las molestias. Estas pueden ser desde un crédito hasta una simple disculpa sincera que el usuario sienta que es valorado.

[Tweet «Los clientes en la mayoría de los casos necesitan ser escuchados con detenimiento»]

5- Ser escuchado: Los clientes en la mayoría de los casos necesitan ser escuchados con detenimiento y recibir una atención de calidad. Cuando el consumidor siente que se presta atención a sus necesidades es más asequible y tiende a tener menos reacciones de desagrado.

Estos 5 puntos constituyen un manual para lograr cautivar a los clientes y conseguir su fidelidad. Son conceptos básicos que van enfocados en los detalles que culminan con una experiencia digna de recordar. Al final no se trata de ser fantásticos es solo de ofrecer calidad al nivel de las expectativas y lograr que le cliente se lleve una experiencia de compra que supere sus expectativas.