El deseo de vender y vender, puede convertirse en una cortina de humo que nuble la mente de los emprendedores y empresarios. A tal punto de creer que cada persona que se acerque con una necesidad, es un consumidor. Aceptémoslo, no todo el que llega a nuestra puerta es un cliente ideal.

Debemos poder depurar rápidamente. En caso contrario, despedirlo con cortesía y brindarle una asistencia adecuada. Es mejor perder una venta por asesorar bien al cliente, que ganarla por mentirle y venderle algo que al final no le brindara satisfacción.

[Tweet «Es mejor perder una venta por asesorar bien al cliente, que ganarla por mentirle»]

Hoy te mostramos 5 principios que puedes utilizar para poder descubrir cuál es tu cliente ideal y como atraerlo hasta tú negocio:

  • Pregunta Primero, luego vendes: El mejor inicio de una relación con tu cliente, es haciendo las preguntas claves que te llevaran a determinar que necesita y si puedes satisfacer sus necesidades. Preguntas como las siguientes: ¿Cuál es su necesidad? ¿Tiempo en que necesita una solución? ¿Qué precio está dispuesto a pagar?
  • Crear un perfil de tu cliente: Debes poder visualizar rápidamente cual es el cliente potencial de tu empresa. Para eso, debes definir: cuál es el promedio de ingreso que debe tener tu consumidor para adquirir tus productos y el cuidado luego de adquirirlo. Así podrás saber si este no tendrá una mala experiencia al afectar su salud financiera y de paso no darle el uso adecuado al producto.
  • Dile la verdad: Los clientes, suelen llegar con altas expectativas sobre los resultados que obtendrán del producto o servicio. Debes comunicarles de inmediato los beneficios de forma detallada. Así, estarás seguro de que lo pensado desde el principio, es igual a lo que obtendrán. En caso contrario, debes dejarlo ir.
  • Ofrece pruebas libres: Desde una pequeña muestra de cortesía, hasta una prueba de un mes gratis del servicio sin ningún tipo de penalidad. Esto, le ofrecerá una visión al cliente de lo que tienes para ofrecer. Si se queda contigo luego de esta prueba, ya sabes que tienes un cliente potencialmente fiel.
  • Acepta el NO con cortesía: Existirán cliente que estarán a la negativa. Pero con las preguntas y técnicas de venta, entraran en consideración de compra. Si descubres que tu producto es lo que necesita, véndeles. De lo contrario, acepta su negativa con cortesía, recomiéndale lo que necesita y dale la bienvenida al próximo.

[Tweet «Tener el cliente equivocado es igual a retener a alguien a la fuerza.»]

Tener el cliente equivocado es igual a retener a alguien a la fuerza. Puede que tus intenciones sean buenas, pero al final terminara mal. Pues, ante cualquier situación, estará siempre a la defensiva y muy decepcionado de no tener lo que necesitaba.

El mundo del servicio al cliente y su satisfacción no es nada fácil. Pero cuando logras hacer ese clic con tu consumidor, puedes estar seguro que este defenderá tu empresa y/o producto en todos los escenarios. Aun más genial, te recomendara con todos sus conocidos. En ti esta lograr que se queden contigo.