La forma de hacer negocios ha cambiado radicalmente en los últimos tiempos. Ya no se debe tener grandes estructuras. Pues el solo hecho de tener una conexión a Internet, ya les proporciona a los emprendedores el contacto con miles de clientes potenciales para ofrecerles sus productos y servicios online. Así que, para tener éxito sobrevivir en estos tiempos, es vital el cuidado del servicio al cliente online.

Aquí te mostramos paso a paso como puedes adentrarte al servicio al cliente online y aumentar tu cartera de cliente, gracias al buen manejo:

1- Define a tu cliente: Lo primero que debes hacer, es contestar estas preguntas claves:

  1. ¿Que busca mi cliente en un producto?
  2. ¿ De qué forma le gusta recibirlo?

Luego: Idea el perfil de tu cliente (Gustos, comportamiento de compra, rango de edad, poder adquisitivo). Así podrás crear un proceso de servicio acorde al perfil que desarrollaste.

2- Crea un estilo de hablar: los clientes online se identifican con la forma de comunicación que tienen ciertas empresas y el lenguaje que utilizan los identifica. Por esto, el estilo de comunicación debe ser homogéneo en todos los procesos de servicio. Es decir, que el cliente no encuentre diferencia entre la forma en que vio el anuncio en redes y como se expresó quien contestó el teléfono.

3- Aduéñate de cada situación: Los emprendedores tienen la ventaja de poder comunicarse de forma más cercana con el cliente. Como son apasionados de su negocio,  pueden reflejar ese conocimiento dejándole claro al cliente de que es la pieza más importante. Dedícale tiempo a la solución de cada situación y deja por escrito lo sucedido y las acciones que tomaste. Así vas creando tu manual  de solución de situaciones y crisis.

4- Define el proceso de las quejas: Desde antes de llegar las primeras quejas debes de estar preparado. Establece que porcentaje de descuento esté dispuesto a ceder como regalo de cortesía. Esto podrá ayudarte a no afectar la salud de tu negocio, buscando recompensar a un cliente. Igual establece un periodo de resolución de quejas que llegue al cliente de forma automática. Esto le ofrecerá  la seguridad de que en determinada fecha tendrá solución.

5- Cumple siempre: La palabra representa a la persona, incluso en esta era digital. Así que, si prometiste que en 3 días harías la entrega, debes cumplir y preferiblemente  con anticipación. Los clientes adoran los lugares donde pueden contar con el producto y servicio a tiempo. Recuerda que el cliente antes de la compra, ya tiene el tiempo establecido de cuando le llegara el producto y los retrasos pueden incomodarlo, llegando a compartir su mala experiencia con otros posibles clientes.

6- No termina con la venta: Después de cerrada la compra con el cliente, es donde inicia el servicio más personalizado.  En donde se le da seguimiento al cliente, tanto con llamadas y correos periódicos en los que se consulte la adecuación del cliente con el producto o servicio. Otra forma de darle seguimiento es ofreciéndole en los correos algunos tips de uso para que el producto dure el mayor tiempo posible. Este trato personalizado provocara que el cliente regrese por más y recomiende a sus allegados.

7- Disfrútalo cada día: La base para dar lo mejor de nosotros es disfrutar lo que hacemos. Si disfrutas darle un buen servicio a tu cliente, ellos sentirán esa pasión que se refleja cuando algo nos gusta y reaccionaran de forma positiva a ella. Mantén siempre una sonrisa. Al final todos regresamos donde nos hacen sentir bien  y nos valoran.

El servicio al cliente es la mejor fuente de promoción que puede tener una empresa y en especial los emprendedores si lo saben utilizar. Sácale provecho a estos 7 pasos  y lograras convertir a tus clientes en fans. Sin pensarlo,  compartirán  lo grandioso que es hacer negocios contigo y te defenderán si surge algún tipo de crisis. La aventura de emprender es apasionante y  la misión de CLIENTERD es que ofrezcas un servicio extraordinario a tus clientes.