Saludos espero que estés bien, el motivo de esta carta es expresarte lo ilusionado que estaba el día en que contrate tu servicio. La verdad que la sonrisa de la representante fue fabulosa y la explicación de beneficios tan envolvente que pensé esto es algo celestial. Este pensamiento no duro mucho porque antes de culminar el primer mes se produjo una dificultad que duro más de las 72 horas reglamentarias de espera. Estas sumadas a las 3 horas que pase en el teléfono pasando de un representante a otro en busca de la solución de mi inconveniente. Gracias a esta odisea puedo decir que conozco casi la mitad de los empleados de tu Call Center.  Algunos muy simpáticos pero otros tan robotizados que por un momento dude que estuviera conversando con un humano.

Debo decirte que en teoría tu producto es grandioso pero en la realidad deja mucho que desear. Esta conclusión es en base a que al final no recibí ninguna remuneración por los días que estuve sin servicio y luego de solucionado  ningún representante me llamo para preguntarme si el servicio seguía funcionando bien o mi percepción de la compañía. Confieso que al principio a todos mis familiares les hablaba de las maravillas del servicio pero luego de lo sucedido no le recomiendo a nadie el firmar un contrato contigo. Esta relación se mantiene por la atadura de un contrato  que tengo contigo. Cada día  sueño con el momento que luego de cumplido el año pueda tener el tan anhelado divorcio. No eres tu el del problema sino yo por no valorar mi dinero y no investigar bien antes de firmar un contrato de servicio pero descuida yo sobreviviré a esta decepción.  Sin más por el momento se despide;

Tu Cliente…….