Debemos tener presente el servicio al cliente online. Ya sea que quieras montar un negocio, darle un nuevo giro a tu empresa o actualizar las estrategias en tu lugar de trabajo. En nuestra propia definición: el servicio al cliente online, es la forma en que el cliente siente tu asesoría desde la distancia y culmina con una solución oportuna. En términos más simples, en el servicio al cliente tradicional el tiempo es importante, pero en la versión online es la clave del éxito. Ya que, las necesidades del cliente vía online tienen base en la rapidez y sentido de urgencia del momento.

Si estás preparado para cuando te necesiten, pues tendrás la mejor de las recomendaciones.

El servicio al cliente Online se fundamenta en 4 pilares que definen su esencia y son la base de su éxito:

1- El hoy es el ayer: Los requerimientos de los clientes suceden en tiempo real y con soluciones inmediatas. Por eso, la solución de necesidades debe tener sentido de urgencia, acompañado de un personal capacitado.

2- Menos promoción más asesoría: El cliente necesita recomendaciones de cómo utilizar el producto de forma correcta, información de contacto en los perfiles sociales y todo lo que le pueda ayudar. ¡Las promociones quedan en segundo plano!

3- Calmar la fuga y no encender la hoguera: El sentido de urgencia de los clientes los hace ser poco amables y toscos, pero la prioridad es la solución. Así que aunque el cliente no tenga la razón, se busca su solución sin tratar de hacerle ver su equivocación.

[Tweet «Aunque el cliente no tenga la razón, busca una solución sin hacerle ver su equivocación.»]

4- Sonrisas digitales siempre: El sonreír de forma digital se logra mediante el poder de las palabras, amabilidad en todo momento y mencionar la palabra solución en la conversación con el cliente. Desde la lejanía se debe sentir el trato cercano y personalizado.

El servicio al cliente online es tan poderoso, que una mala gestión puede causar la quiebra de la empresa. A diferencia de una gestión excelente que es la base de los negocios que transcienden en el tiempo y son admirados en el mercado por la fidelidad que tienen de sus clientes.